Menu

Servicio Técnico Relojes Rolex

09/12/2015 - Relojes Rolex

Si necesitas reparar tu reloj Rolex, Una de las principales dificultades que te vas a encontrar es el elevado precio del Servicio Técnico y en algunas ocasiones nos fuerza a buscar soluciones alternativas y quizas poco recomendables de recurrir a las piezas rolex usadas.

Servicio Técnico Relojes Rolex

El Reloj Rolex modelo Submariner posee el fondo roscado. Tiene un movimiento automático Rolex 1570, que posee 19.800 alternancias por hora.

La máquina está sujeta a la caja mediante dos tornillos que ajustan sobre un rebaje, un sistema sencillo y eficaz. Estos tornillos se aprietan para liberar el movimiento, haciendo girar el mismo hasta un rebaje que va a la altura del tubo de la corona, para facilitar que salga el movimiento.

La esfera tiene dos pies o patas que van sujetos a la máquina mediante tornillos. La masa oscilante, de gran dureza y peso, lleva sobre su centro el eje, que va remachado sobre la misma. Dicho eje entra en un cojinete de piedra-rubí que se encuentra en la placa base.

Sobre el eje se sitúa el piñón de arrastre, sujeto por una pequeña chaveta. El peso solidario al piñón, sobre el que enlazan las dos ruedas inversoras y, sobre éstas, la rueda intermedia que enlaza con el rochete. En las ruedas inversoras es donde se puede observar parte de la belleza del movimiento. Son de color granate y de gran dureza, conseguida a través de un procedimiento de hermatizado, el cuál se consigue en parte por la oxidación anódica del aluminio y sus aleaciones. Se distingue por una composición especial a base de titanio, dando lugar a estructuras finas extremadamente resistentes al uso y a la abrasión. Las ventajas de este proceso de hermetizado son que las piezas adquieren gran resistencia al uso, a la corrosión y una gran dureza superficial.

Las ruedas de carga o ruedas inversoras, de un determinado color y una gran dureza. Estas ruedas están siempre engranadas con el piñón de arrastre, de tal modo que los ángulos muertos de la masa oscilante dependen únicamente del paso de los dientes de las ruedas inversoras. Dichas ruedas llevan unos trinquetes en forma de áncora y unas ruedas trinquete inferiores que, a través de sus piñones, enlazan con la rueda intermediaria, que hace girar el recorchete para así cargar la cuerda.

El volante es de dos brazos y con tornillos, y el espiral de tipo Breguet. Se trata de un espiral plano con la espira exterior elevada a un plano paralelo al del espiral.

Esta espira tiene una forma especial y está estudiada para garantizar el desarrollo concéntrico del espiral. Se llama curva terminal o curva Phillips. El espiral Breguet tiene la ventaja de no deformarse como el espiral plano ya que éste, durante el movimiento del volante, se contrae en una alternancia y se desarrolla durante la siguiente, por lo que el espiral plano cambia de forma y dimensión.

Como este calibre no lleva raqueta- pieza para regular el adelanto y el atraso del espiral, la afinación debe de hacerse sobre los tornillos del volante. Para este fin, junto a los brazos del volante, hay dos tornillos cuya cabeza es de ocho caras. Sobre ella se actuará para llevar a cabo la afinación, metiendo y sacando los tornillos con la microstella. La corrección será de un segundo al día sobre la división de la llave microstella. La amplitud de afinación máxima es de +/- 150 segundos al día.

La rueda de salto del calendario va fijada con una tuerca con la rosca a la izquierda, que se afloja con un útil especial para el caso. Después se retira el muelle de fijación de salto del calendario, la piedra y la báscula. Se quita la rueda de las horas, el cañón de minutos, el muelle de tiret, la báscula y todo el sistema de remontaje y puesta en hora. Este sistema es el más empleado en relojería. Por medio de la tija comandamos la acción de dar cuerda y de puesta en hora a través de la rueda de canto.

Tras todo el proceso de montaje del movimiento, se procede a montar el brazalete, de acero inoxidable, poner al día y hora correctos, y se monta el reloj sobre la rueda de automáticos para observarlo un mínimo de 24 horas. Posee un broche de acero tipo basculante.

Su precio usado aproximado es de 3.760€ el modelo actual. El último paso es el test de impermeabilidad, que se realiza con aparatos eléctricos. . Si necesitas reparar tu reloj Rolex en Madrid has encontrado el sitio que andabas buscando!!

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies