Menu

Relojes Submarinismo

06/03/2008 - Marcas de Relojes
Relojes Submarinismo

Desde 1841, año en el que el científico inglés E.Forbes emitiera la teoría que a partir de los 550 metros de profundidad no había vida posible, pasando por los descubrimientos de la corbeta Challenger y de Jacques Piccard en la fosa de las Marianas, y con la figura de Jaques Cousteau, la preocupación por explorar los abismos submarinos ha contagiado también al campo de la relojería.

 

Más allá de los 500 metros de profundidad, con altísimas presiones y unas temperaturas extremas, en los océanos, por debajo de 5.000 metros rozan el punto de congelación.

Existen relojes mecánicos capaces de resistir una presión de 50 atmósferas y algunos otros que soportan profundidades iguales o superiores a los 1.000 metros.

 

La industria relojera comenzó a fabricar cajas capaces de albergar en su interior motores que siguieran latiendo con exactitud en estas condiciones.

UN HITO HISTORICO

En enero de 1960, Jaques Piccard alcanzó el punto más profundo conocido en el mar, acercándose a los once mil metros de profundidad (11.000 Metros) en la fosa de las Marianas, junto con él se sumergió un Rolex Oyster especial.

 

En 1970, también con caja de una sola pieza, Omega lanzó el Seamaster 600, el Plongeur Professional, con 55 milímetros de diámetro de caja y bisel bidireccional regular.

 

Un año más tarde amplió la resistencia del Seamaster con un modelo 1000 metros, además de crear prototipos en 1974, con máquina electrónica y en 1982 en titanio, ambos sumergibles también hasta esa profundidad.

 

Este cambio de la relojería no se caracteriza de una manera especial por los movimientos, por lo general ETA, o por los acabados, sino por la combinación de caja, bisel, esfera, corona y correa.

 

En la actualidad son una preferencia minoritaria y raramente se dejan ver en los escaparates, la industria relojera sigue colmando las necesidades de los más exigentes.

La alemana Mühle, las italianas Sector, Panerai, Nib, Anónimo o Breil, y las suizas TAG Heuer, Breitling, Oris y su TT1, y Baume et Mercier con su Capeland S XXL, fabrican modelos mecánicos 1000 metros.

 

Rolex, IWC, Bvlgari y Breitling comercializan modelos sumergibles a 1.200, 2.000 y 3.000 metros respectivamente.

Dos representantes de la industria japonesa como son Citizen y Seiko tienen modelos 1000 metros, el primero con movimiento automático y el segundo de cuarzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies