Menu

Relojes Andre Le Marquand

24/03/2016 - Relojes de lujo

relojes andre le marquandRelojes Andre Le Marquand

Hay un lugar entre Francia e Inglaterra donde los «Martínez» se llaman Le Marquand: la isla de Jersey donde nació en 1930, de un padre británico y una madre Suiza. Ahí vivió los años difíciles de la ocupación alemana. Cuando fue liberada Jersey, la Cruz Roja le mandó a un sanatorio de «l’Oberland bernois» en los alpes suizos donde estuvo dos años. Durante su estancia, el joven estudio francés y conoció a su futura esposa Monique.

Después, hizo sus estudios en la ciudad inglesa de Bristol donde combino las dos materias que marcaron su vida: las bellas artes y la teología.

relojes andre le marquandAl terminar sus estudios, se instalo en Francia donde cayo de nuevo enfermo y tuvo que ser repatriado a Suiza donde se quedo para vivir.

Su mujer encontró un empleo en una empresa relojera y por casualidad, André Le Marquand empezó también a trabajar en este sector un poco más tarde.
Su formación de diseñador le había llevado a trabajar en el sector de la arquitectura y le confiaron la supervisión de las obras de la fábrica relojera Catena en «Gruyères».
Ahí, el artista realizo un mural al fresco, verdadera obra de arte. En este año 1969, su jefe y amigo le reto: «Diséñame un reloj…»
Del boceto al desarrollo y fabricación, el modelo tuvo éxito y 150.000 ejemplares fueron producidos. Para ser solo una prueba…

Desde entonces, André Le Marquand no ha parado nunca de crear relojes, realizándolos para otros antes de fundar en el año 1978 su propia empresa. Los comienzos fueron muy duros.

logo relojes andre le marquandVeinte años más tarde, con una fábrica «high tech» muy bien equipada y unos cuarenta empleados, las dos principales «herramientas» del jefe no han cambiado: el lápiz y la maleta.
Con el tiempo y a pesar de las habituales fluctuaciones, la empresa ha experimentado un desarrollo considerable, en parte gracias al éxito de su propia marca pero también está basado en la subcontratación o el «Private Label».

Relojes André Le Marquand es ante todo una empresa familiar

Le Marquand es sobre todo una familia. De la contabilidad, de los metales preciosos, de los diamantes y hasta del engaste se ocupa Monique.

Christine, la hija, se encarga de los componentes y del private label. Con 30 años de edad, Cédric es el responsable de la relaciones con los clientes, gestiona el ensamblado y la terminación de los productos y también viaja con su padre para abrir nuevos mercados.

Por su parte, André crea y viaja. Como empresario, André Le Marquand es ante todo un artista y un aventurero en el sentido más amplio de la palabra.

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies