Menu

Reloj Blancpain

28/05/2012 - Marcas de Relojes
Que saber sobre los Relojes Blancpain

La aventura de los Relojes Blancpain se inicia en Villeret, una localidad del Jura Suizo, en el año 1735.

Blacpain fue creado por Jean-Jacques Blacpain que comenzó a fabricar maquinarias de relojes, actividad que tubo su continuación con su hijo David-Louis Blacpain, como sucedia con casi todas las empresas de relojes Suizos que aglutinaban bajo una marca o un nombre comercial a toda una familia.

A partir de los años 20 como sucedio también con todas las empresas del sector de la Relojería Suiza, las producciones de mecanismos se destinaron al incipiente negocio del reloj de pulsera, la capacidad de desarrollo e innovación de la familia Blacpain permitió que Blancpain realizara el primer reloj automático producido en serie, apoyando con su producto al inventor John Harwood.

Blancpain en el año 1931 bajo una licencia concedida por el relojero Parisino León Hatot, la marca fabrica relojes bajo la Marca Rolls, realizando un reloj automático que se caracterizaba por la inclusión de un mecanismo que aprovechaba las oscilaciones del movimiento del interior de la caja para recargar la cuerda del reloj.

En los años cincuenta Blancpain incluye en su catálogo el modelo Fitty Fathoms, un reloj sumergible que se adelantó a su época, y que tubo su mejor embajador en el famoso Jacques-Yves Costeau, que utilizó el reloj en innumerables exploraciones marinas.

El Blacpain Fitty Fathoms también fue utilizado por el equipo de Costeau durante el rodaje del documental El Mundo Del Silencio, premiado con la Palma De Oro del festival cinematográfico de Cannes del año 1956.

En esos mismos años la marca de relojes Blancpain incluye en su catálogo el modelo Air Command, un reloj cronógrafo de grandes dimensiones que incluía la función Flyback que permite la detención instantánea de la aguja del cronógrafo y su nueva puesta en marcha desde el punto de paro, una función muy usual en los relojes de uso militar.

Desde ese momento Blancpain realizó relojes de grandes formatos, con cajas de apariencia robusta y con unos mecanismos muy fiables, relojes destinados sobre todo a los hombres que buscan un reloj de marcado carácter masculino.

En esa época muchos relojes Blancpain llevan la inscripción Rayville, procedente de la denominación de la Sociedad Rayville S.A. Sucesores de Blancpain.

Tras el éxito logrado con sus relojes en la decada de los años 50, Blancpain tubo un periodo de impas hasta la llegada de Jean-Claude Biver en el año 1983, que bajo el Lema «Desde 1735 no ha existido nunca un reloj Blancpain de Cuarzo, y nunca existirá» consiguió dar un nuevo rumbo comercial a la marca de Relojes Blancpain.

Al poco de su llegada a Blancpain, Biver trasladó la sede a Le Brasus, cerca de las instalaciones de la fabrica de mecanismos Frédéric Piguet que se convertiría en proveedor exclusivo de mecanismos para Blancpain.

La unión de Blancpain y Frédéric Piguet permitió lanzar al mercado en el año 1991 uno de los relojes más complicados del mundo que incoporaba un calendario perpétuo y completo con fases lunares, cronógrafo rattrapante, repetición de minutos y tourbillon con 8 días de carga

Otros artículos publicados sobre los relojes Blancpain:

Blancpain 2100 Fase Lunar
Blancpain Air Comand Cronografo de la Trilogia
Blancpain Flyback Air Comand Monaco Tacht Show 2003
Blancpain Le Brassus Calendario GMT Fases Lunares
Blancpain Leman Calendario Fase De Luna
Blancpain Monaco Yacht Show
Blancpain Tourbillon
Blancpain Ultraplano
Blancpain Villeret
Blancpain Villeret Moon-Phase

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies