Menu

Parmigiani Fleurier Forma Grande Or

14/03/2008 - Marcas de Relojes
Parmigiani Fleurier Forma Grande Or

Este modelo de Parmigiani Fleurier, como su nombre lo indica (Or), el oro está presente. No sólo ha servido para confecionar su caja, sino también la esfera, los números y apliques, y algunas de sus versiones, las manecillas, con forma "delta" esqueleto Parmigiani Fleurier.

 

La principal novedad la aporta la esfera, en la que se ha introducido una zona horaria completa, bien con cifras árabes o en cifras romanas, para dar mayor claridad al paso de las horas.

Están decoradas con guilloché de "grain d'orge entoure" salvo la que permanece en una versión especial, en la que el guilloché de la esfera, fabricada en oro macizo, es del tipo "sol". Estas formas de decoración requieren una gran maestría y pericia, por lo que demuestran la costosa elaboración de las esferas, dándoles un gran valor.

 

Parmigiani Fleurier Forma Grande Or, se ofrece en oro rosa, blanco y amarillo y en cada uno de ellos hay distintas opciones para elegir.

Con la caja de oro rosa o blanco, la esfera puede ser negra o plateada y llevar las cifras romanas o árabes. Si la esfera es negra, las agujas serán de oro, y si optamos por la esfera plateada, las agujas serán de acero azulado.

Cuando la caja es de oro amarillo sólo podemos disponer de una esfera negra, con manecillas de oro, pero la elección tendremos que hacerla entre los dos tipos de números.

 

El reloj Forma Grande Or está dotado con un movimiento mecánico con cuerda automática calibre PF 331, totalmente realizado por Parmigiani Fleurier.

Tiene una masa oscilante de oro de 18 quilates, puentes achaflanados a mano y decoración "Côtes de Genève".

 

Su frecuencia es de 28.800 alternancias por hora, con 32 rubíes y una reserva de marcha de 55 horas.

Dispone este reloj de las funciones de horas, minutos y seundos y un calendario en una gran ventana a las 6 horas.

 

En todos los casos el brazalete es de piel cocodrilo con hebilla metálica o desplegable.

 

El precio aproximado para la versión en oro amarillo y oro rosa es de 14.980 euros, y para la versión en oro blanco es de 20.270 euros.

 

El reloj Forma es el resultado de la búsqueda de la armonía y las proporciones según el "número áureo", patrón que utiliza Michel Parmigiani en sus diseños.

Este número fue descubierto mucho antes de que los griegos le confirieran valor matemático y viene a determinar, en arte y arquitectura, la relación, de medida, que debe existir entre las distintas partes de una construcción, para que esta resulte armoniosa a nuestra vida.

 

El número de oro es igual a 1,6818, un número denomiado irracional, es decir, que no se puede poner como cociente de dos números enteros y su expresión decimal consta de infinitas cifras no periódicas, que resulta ser la longitud de la diagonal de un pentágono, tomando como unidad su lado, y que está ligado al nombre de grandes matemáticos como los griegos Pitágoras, Euclides, los italianos Leonardo Fibonacci y Luca Piacioli, y a personalidades de otras disciplinas como el astrónomo Kepler, en una época más reciente al arquitecto Le Corbusier.

 

El valor metafísico de este número, que tiene diversas representaciones matemáticas y geométricas, se refleja estéticamente en el arte y en la naturaleza.

El "número de oro" está presente en la disposición y la cantidad de los pétalos de una margarita o un girasol, y en la forma en la que están colocadas las hojas de las ramas de un árbol, en relación directa con el pentágono regular estrellado.

También el cuerpo humano conoce la ley del número áureo en su estructura y sus fenómenos de crecimiento.

 

La inspiración de infinidad de creaciones artísticas, ya sea en las proporciones de una escultura, en el ritmo de una poesía o una composición musical, o como en este caso, la concepción de un reloj.

 

Michel Parmigiani, cautivado por las maravillas de este hecho, perfecciona sus bocetos con esta noción de la proporcionalidad.

De esta manera, el estilo de Parmigiani Fleurier lleva a la búsqueda de esta estética y el nacimiento de una caja, de los números de la esfera, de la línea estilizada de las agujas, del doble moleteado de un bisel y hasta la disposición de un indicador o el tamaño de la ventanilla de la fecha, responden a la minuciosa transcripción del módulo arquitectónico, o el canon artístico, es decir, la proporción matemática.

 

En la Colección Forma de Parmigiani Fleurier, la caja inspirada en las curvas de una espiral o el cristal de zafiro tallado en casquete esférico, son dos de las señas que definen estas creaciones sobrias e instintivas, pero calculadas al milímetro en cada uno de sus detalles.

 

Cuando nació esta Colección, en el año 2000, la esfera original dibujaba una eclipse central dominada por el número 12, las novedades del año 2003, ofrecen unas esferas que pretenden un reequilibrio del conjunto del reloj, aportando una mayor legibilidad y un estilo más clásico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies