Menu

Relojes Cucu

29/01/2016 - Catálogo de Relojes

Catalogo Relojes Cucu

El reloj cucú (denominación utilizada en América) o reloj de cuco (nombre usado en España) es un tipo de reloj provisto, generalmente, de péndulo y gong que se caracteriza por tener una abertura por la cual, cada media hora, sale un pájaro autómata que emite un canto cuyos sonidos se asemejan a la onomatopeya «cucú». El mecanismo para producir dicho sonido fue instalado en la mayoría de los relojes de cuco en el siglo XVIII y ha permanecido hasta el presente casi sin modificaciones.

Desde la primera mitad del siglo XVIII en la región de Monterau (Francia) se realiza una importante actividad artesanal relojera, que con el paso del tiempo se transformará en industria relojera.

Esta actividad artesanal relojera fue importada de Suiza, donde se buscaba mano de obra cualificada, ya que esta región francesa era limítrofe con Suiza por la cadena montañosa del Jura, tratándose en principio de una actividad puramnte artesanal, favorecida por la climatología, ya que los inviernos son muy largos con abundante nieve, propiciaban la búsqueda de trabajos artesanales realizados desde casa, y así aparecieron los primeros artesanos del metal reconvertidos en relojeros.

Luego los artesanos relojeros se especializaron en determinados trabajos para concentrar sus esfuerzos y habilidades sólo en determinadas tareas como platinas, puentes, espirales, resortes, movimientos… Los relojes cucú mecánicos disponen de dos tipos de maquinaria: de un día y de ocho días. En relojes equipados con el primer tipo de maquinaria hay que subir las pesas –de hierro fundido– una vez al día; en los segundos una vez por semana. Hay que destacar que la mayoría de los relojes de cuco que se fabrican actualmente utilizan el sistema de pesas, muy pocos funcionan mediante cuerda.

Al emplear gran parte de la población, para la industria relojera, la región crece convirtiéndose en una de las más grandes zonas productoras de relojería. Aún en la actualidad continúan desarrollando su trabajo un buen número de fábricas del sector, produciendo los más diversos componentes, la mayor parte destinados a la exportación, fundamentalmente a Suiza por su menor coste de fabricación.

Las máquinas y útiles relojeros siempre han jugado un papel importante en la creación de todas las obras de relojería, casi todos los relojeros tenían la necesidad de fabricar sus propias herramientas para tallar, redondear, pulir e incluso las máquinas de prensa y corte, las grabadoras que se utlizaban para adornar con diferentes motivos las cajas de los relojes de bolsillo y las platinas, para la fabricación de sus movimientos y ensamblado de sus relojes; pues resultaba casi imposible equilibrar un volante o fabricar una rueda sin una máquina de la que apoyarse, además se inventaron una gran cantidad de útiles específicos para el ajuste y montaje.

Los primeros relojes cucú fueron elaborados entre 1740 y 1750, en pequeños talleres que hacían la maquinaria de madera. Es difícil saber el porcentaje de relojes de cuco fabricados del total de relojes producidos, por los escasos ejemplares que han perdurado debieron ser una pequeña cantidad.

En 1629, muchas décadas antes de que se hicieran los primeros relojes en la ciudad de Augsburgo (Alemania), Philipp Hainhofer (1578 – 1647), fue el primero en describir un reloj cucú. Este reloj pertenecía al Príncipe August Von Sachsen. En un conocido manual sobre música, describe un órgano musical con varias figuras autómatas, entre las que se encontraba un cuco mecánico. Es de destacar que este libro contiene la primera descripción documentada -en palabras e ilustraciones- de cómo funciona un cuco mecánico.

Hay que aclarar que Kircher no inventó el mecanismo del cuco, ya que este libro, como sus otras obras, es una recopilación de datos que recabó con el objetivo de servir de consulta. El pájaro movía automáticamente las alas y el pico así como la cola. Simultáneamente podía escucharse el canto del cuco producido por dos tubos de órgano afinados a una tercera menor o mayor.

En 1669 Domenico Martinelli, en su manual sobre los principios básicos del funcionamiento de los relojes, sugiere utilizar el canto del cuco para anunciar las horas. Por lo tanto por esa época ya era conocido el mecanismo para imitar el canto del ave. Cualquier mecánico o relojero que supiese leer latín o italiano, sabía después de leer estos libros que era bastante fácil producir el canto del cuco para indicar las horas.

Posteriormente los relojes de cuco aparecieron en otras regiones que no eran conocidas por su industria relojera. Unas décadas más tarde la gente de la Selva Negra (Alemania) comenzó a hacer relojes cucu se originó en las últimas décadas del siglo XIX en Suiza, en aquella época eran muy apreciados como recuerdos del país.

El estilo “Chalet” del reloj cucu se originó en las últimas décadas del siglo XIX en Suiza, en aquella época eran muy apreciados como recuerdos del país. Es común encontrar en este estilo diferentes automatismos, además del cuco, como bebedores de cerveza que levantan sus jarras, leñadores cortando madera, ruedas de molino que giran, etc.

La leyenda que asegura que el reloj cucú fue inventado por un relojero de la Selva Negra (Franz Anton Ketterer) en 1730 es repetida una y otra vez, pero no es cierta. Si bien la idea de colocar un cuco autómata en un reloj no se originó en Alemania, es preciso recalcar que el reloj cucú, tal como lo conocemos hoy, proviene de esta región localizada en el suroeste de Alemania cuya tradición en la fabricación de relojes se inició a finales del siglo XVII.

En la actualidad se están fabricando determinados relojes de cuco inspirados en estilos decorativos contemporáneos, tanto en Alemania como en otros países, especialmente en Italia. Estos relojes modernos se caracterizan por un diseño funcionalista, minimalista y esquemático.

Uno de los modelos actuales más comunes presenta la silueta del clásico reloj de cuco con cabeza de ciervo, con un pájaro o el tipo chalet pero, por lo general, sin ningún tipo de talla en tres dimensiones, solamente una superficie plana con una abertura, o pequeña puerta, por la que sale el ave como de costumbre. Pintados normalmente de forma monocroma empleando distintos colores como el blanco, el negro, colores llamativos.

Relojes De Cuco

También hay relojes de cuco con caja de música suiza, escuchándose una melodía al dar las horas y medias horas. Por lo general en los de ocho días la música suena solamente al dar las horas y en los de un día la melodía se escucha tanto a las horas en punto como a las y media.

También se fabrican relojes cucú de cuarzo que funcionan mediante pilas. Tanto el cuco como las pesas y manecillas son de plástico y el sonido del ave no está producido por los tradicionales fuelles y flautas sino por un sonido pregrabado del canto real del cuco, el cual se emite a las horas en punto no a las medias. Tampoco tiene el característico gong o bordón de los relojes mecánicos. Una característica única en esta clase de relojes es que vienen equipados con un sensor de luz, por el cual al hacerse de noche o apagar las luces el cuco dejará de sonar automáticamente.

Todavía no han sido esclarecidos los orígenes del reloj cucú: donde, cuando y quién lo inventó. Aunque el mecanismo del cuco ha permanecido básicamente inalterado, su apariencia ha cambiado a medida que el diseño y las maquinarias de los relojes evolucionaban. En Suiza actualmente solo hay un fabricante, si bien el reloj de cuco no fue inventado en Suiza. Hay que destacar que la mayoría de los relojes de cuco que se fabrican actualmente utilizan el sistema de pesas, muy pocos funcionan mediante cuerda.

Las cookies permiten mejorar su navegación. Al usar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las cookies más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies